El tiempo pasa muy rápido, y los cambios en los pequeños son enormes.

La fotografía infantil nos da la posibilidad de tener un recuerdo de momentos muy especiales, que quedan reflejados en forma de imágenes para que siempre podamos recordarlas.

Estas sesiones, además de permitirnos volver a esos momentos, son divertidas para los pequeños y también para los papás.

Siempre intento buscar la complicidad con ellos para conseguir que estén relajados y sobretodo que se diviertan. El tipo de fotografía que busco en estas sesiones es el reflejo de lo que son para vosotros vuestros pequeños.

¿Cuando es el mejor momento para realizar esta sesión?

El mejor momento para pensar en realizar esta sesión fotográfica es a partir de los 6 meses, cuando ya se mantienen sentados solos y empiezan a gatear.

¿Qué tipo de sesión y que duración tiene?

Pueden ser tanto sesiones de exterior como de estudio, dependerá del tipo de fotografía que busquéis y de vuestros gustos.

  • Fotografía en exterior: Suelen ser sesiones más espontáneas en las que busco miradas y complicidad con el bebé. Dependiendo de la época del año es más complicado el cambio de vestuario, pero son muy divertidas.
    La máxima es disfrutar del momento. Serán unas fotos naturales y sin posados para retratar en todo momento los gestos y expresiones del peque. 
  • Fotografía en estudio: En condiciones controladas ( luz , temperatura, etc), se puede buscar un tipo de foto más determinada.

En cualquiera de las dos opciones intentaré que sea un momento divertido para todos y poder plasmarlo en una imagen.

En cuanto a la duración en principio son sesiones de una hora, para que los protagonistas no se aburren ni se cansen demasiado.

Tarifas

Podéis consultar aquí las tarifas para las sesiones de fotografía Infantil, en caso de tener otras necesidades o querer algo diferente a lo que propongo contacta conmigo para que pueda amoldarme a ellas.